Bienvenidos amigos

Bienvenidos amigos

Seguidores

martes, 21 de junio de 2011

Arrepentida.



    Leila era una niña muy bonita, bastante crecida para su edad
    creció apresuradamente tanto por dentro como por fuera
    aunque por años seguía siendo solo una preadolescente, de
    catorce años de edad, ella actuaba como una mujer de mucha
    experiencia, y así quería vivir por lo cual tenia muchos conflictos
    con sus padres y su hermano, el cual sufría mucho, porque el
    hacia de mediador, entre su hermana y sus padres,el calmaba
    las aguas cuando se precipitaba una tormenta por culpa de Leila
    Las cuales eran bastante seguidas, Alberto ya estaba un poco
   aburrido de estar en medio de estas batallas, trataba de aconsejar
    a su hermana, para que cambiara su comportamiento.
    Por tu culpa papás se pelean, acaso no puedes ser una niña
    normal, como todas tienes que andar siempre buscando
    problemas, no te das cuenta que mamá está enferma, de tanto
    sufrir por ti, acaso no te da pena ver como mamá te suplica
    llorando que te portes bien, y no salgas sin permiso y estudies
    para que te saques buenas notas, la verdad es que yo ya no se
    que hacer contigo, para que aprendas a vivir, y los dejes vivir
     tranquilos, porque con tus problemas ninguno de los cuatros
     la esta pasando bien, tú los estas convirtiendo en seres
     amargados, que en lo único que hacemos es en  pensar que
     embarrada te pegarás la próxima ves, papá ya no quiere llegar
     a casa, yo en ves de salir con mis amigos tengo que quedar a
     cuidarte, si te crees tan adulta como para andar en carrete
     hasta tarde de la noche, también deberías pensar como adulta
     y cooperar más con los quehaceres de la casa.
     Pero nada de lo que le dijeran a Leila ni su hermano ni el papá
     menos la mamá,  porque a ella no la respetaba para nada,
     cuando la mamá le llamaba la atención la subía y bajaba a
     a malas palabras,  ya nadie le creía se había convertido en
     una mitómana, compulsiva, su madre que la quería mucho
     luchaba con todas sus armas para hacerla cambiar, ya no sabía
     que hacer, calló en una depresión, que nadie podía hacerla
      reaccionar, la familia se convirtió en un desastre, Leila salia
      a escondida de casa llegaba muy tarde por las noches mejor
      dicho llegaba de madrugada, le iba muy mal en el colegio...


     Esta es una historia basada en la vida real.
     Continuará.